Capaz e independiente

Como paciente de Asistencia Domiciliaria, Betty alcanzó logros obvios desde que llegó a CNS en 2011. Cuando ingresó al programa de cuidados intermedios, había sufrido varios accidentes cerebro vasculares, que restringieron su movilidad, la capacidad para la resolución de problemas y las funciones cognitivas.

Betty no podía articular pensamientos ni verbalizar sus necesidades. Tenía un nivel de séptimo grado en matemática, lectura y escritura. No tenía conciencia de la seguridad en el hogar ni del cuidado personal para vivir sola.

“Establecimos objetivos y Betty los alcanzó”.

Detrás de su frustración, había una mujer con determinación que anhelaba una vida plena y completa. El personal de Asistencia Domiciliaria le entregó un programa estructurado por objetivos que la inspiró a crecer.

El equipo terapéutico de Betty estableció objetivos claros. En un primer momento, luchó con instrucciones de múltiples pasos y destrezas cognitivas y motrices. El personal creó un programa específico dirigido a estos problemas.

Querían que Betty mejorara en matemática y lectura hasta lograr el 80% de precisión en su nivel de habilidades. Trabajaron para mejorar su conciencia de los peligros en el hogar y la desafiaron para ser independiente de la lista de tareas que seguía a diario. Varios accidentes cerebro vasculares habían afectado su capacidad para conducir vehículos; tomaba el autobús, pero esperaba que algún día pudiera recuperar su licencia para conducir.

No tenía idea que dentro de tres años, sería una mujer transformada.

Betty nació otra vez. Hoy administra su propio dinero, trabaja como voluntaria en un centro para adultos mayores y en la Cruz Roja local. Conduce su propio auto, asiste a sus citas y ha estrechado los vínculos con sus hijos. Un reciente viaje a Oregon le brindó la oportunidad de maravillarse con los colores brillantes del otoño. El equipo de Asistencia Domiciliaria alentaba su independencia constantemente y Betty la obtuvo.

Al participar en muchas actividades de los apartamentos residenciales del CNS, Betty hizo amigos, desarrolló límites y aprendió a manejar situaciones estresantes.
Ha tenido mucho que celebrar recientemente, porque su confianza alcanzó un punto decisivo. Ahora vive sola.

“Betty acaba de mudarse a su propio apartamento, y ya no necesita la lista de control diaria”, destacó su administrador de casos.

Hoy lava la vajilla, administra los medicamentos, cumple las tareas nocturnas y su higiene personal es impecable. Las destrezas en matemática y lectura han mejorado notablemente.
“Establecimos objetivos y Betty los ha alcanzado”, señaló su administrador de caso. “Su evolución nos ha inspirado a todos”.

Contact Us

We will gladly answer all or your questions about rehabilitation at Centre for Neuro Skills.

email cns@neuroskills.com

phone 1.800.922.4994
or Request a Callback


brain injury store


free brain injury newsletter


why choose cns for brain injury rehabilitation


brain injury newsletter


brain injury store